Ofrenda Friditis en el Día de Muertos

En esta actitud especialmente mexicana ante la muerte se manifiesta el día 2 de noviembre, día de los difuntos, ya que es un día consagrado a los muertos queridos.
Es extraña y muy característica la idea, todavía arraigada ante una gran mayoría de mexicanos , de que en el mas allá se da licencia a los difuntos para visitar a sus parientes que se han quedado en la tierra, un huésped ilustre ( o algunos más) a quien se ha de festejar y agasajar en la forma más atenta.
La casa se adorna con flores de preferencia cempazúchiles, consideradas y desde el México prehispánico como flores de muertos, con guirnaldas de papel picado e imágenes de santos.
En el cuarto más grande de la casa o patio, se improvisa una especie de altar donde se coloca una ofrenda a los difuntos: una mesa llena de golosinas y los platillos que más le gustaban en ViDA, frutas de ésta temporada como guayaba, tejocote y mandarinas. Los panaderos hacen un pan especial “el pan de muerto" y los niños reciben juguetes confeccionados expresamente para ese día como tumbitas de tejamanil, calacas de papel maché, esqueletos de barro con piernas y brazos sujetos con alambre, entierritos (colección de figuras de cabezas de garbanzo y vestidos de papel que representan un entierro) y calaveras de azúcar ó chocolate decoradas con papelitos y sus nombres. también es tradicional que aparezcan algunos versos cómicos que reciben el nombre de CALAVERAS, las cuales generalmente satirizan a los políticos y artistas famosos.
Las tumbas se adornan con ramos y coronas de flores, en algunos poblados la gente riega con flores y hojas el camino de la tumba hasta la entrada de la casa para que el difunto no se extravíe.
En la actualidad las costumbres piadosas de honrar a los muertos ha disminuido y cambiado, pero aún persisten algunas tradiciones, durante estás fechas los familiares llevan sus ofrendas a los panteones, prenden cirios y llevan crespones, ramos de flores naturales, cestas de comida con frutas y bebidas, como cerveza, pulque, tequila o mezcal.
Los peregrinos se dispersan en los laberintos de calles que conducen hacia las tumbas, a orar por sus difuntos.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...